Deja de fumar definitivamente
Tienes 4 veces más probabilidades de dejar de fumar con tratamiento médico y el apoyo de los profesionales sanitarios.
Actualizar mi compromiso para dejar de fumar

5 momentos en los que es fundamental dejar de fumar

5 momentos en los que es fundamental dejar de fumar

Regístrate para recibir notificaciones por correo electrónico

Abandonar el tabaco es la mejor decisión que cualquier fumador puede tomar, pero hay situaciones en las que es absolutamente necesario dejar de fumar para mejorar nuestra salud y la de los seres queridos que nos rodean.

Todo el mundo puede dejar el tabaco. Aunque tomar la decisión resulte difícil, los beneficios que conlleva son tantos que todo el esfuerzo merece la pena.

A continuación, te mostramos algunas situaciones que pueden convertirse en tu motivación para dejar de fumar:

1. ¿Quieres ser padre/madre?.

Los hombres fumadores tienen un nivel menor de espermatozoides, lo que reduce su fertilidad. Además, el tabaco provoca desequilibrios hormonales que pueden llegar a afectar de forma negativa a la líbido. Fumar supone un riesgo para la salud de los niños así que, si estás intentando tener un hijo, este es el mejor momento para empezar a cuidarte tú al tiempo que cuidas de su salud.

2. ¿Estás embarazada?.

Dejar de fumar es de las primeras cosas que te recomendará el médico. Y es que fumar durante el embarazo hace que el feto reciba a través de ti las sustancias químicas que componen el tabaco. Esto causa un riesgo mayor de aborto espontáneo, nacimiento prematuro y bajo peso al nacer. Cuando te plantees dejarlo, consulta con tu profesional sanitario qué opciones se ajustan mejor a tu situación actual.

3. ¿Eres padre o madre?.

Los niños de padres fumadores que están sometidos al humo de los cigarros cuentan con un estado de salud peor que el de los que no lo están. El riesgo de muerte súbita del lactante es mayor y son más propensos a sufrir infecciones respiratorias, pulmonía y otitis. Además de todas estas razones, hay que recordar que eres su ejemplo a seguir y si fumas frente a ellos pueden normalizar el consumo de tabaco fomentando que caigan en este hábito más adelante.

4. Tras sufrir un infarto.

5. ¿Eres diabético?.

El tabaquismo aumenta el riesgo de padecer diabetes y no solo eso, en las personas ya diagnosticadas aumenta el riesgo cardiovascular, hipertensión e incrementa la aparición de úlceras en las piernas.
Tener una motivación es una de las claves para conseguir el éxito a la hora de abandonar el tabaco. Encuentra la tuya y no dudes en consultar con tu profesional sanitario para que te guíe y ayude durante este proceso.

Regístrate para recibir notificaciones por correo electrónico